¿Has preparado las maletas?

Si te vas de luna de miel justo después de la boda, haz las maletas con tiempo, comprueba por última vez los billetes y reservas, y guarda toda la documentación en una carpeta. No está de más dar también un repaso final a toda la organización del viaje. Así comprobarás que todo está a punto.

Piensa en la tecnología y... ¡conéctate!

No te olvides de crear el hashtag de la boda y compartirlo, ni de descargarte la aplicación Wedshoots, de Bodas.net (disponible tanto para Android como para iPhone), que permite hacer, compartir y comentar las fotos del enlace con las personas que más quieres.

¿Y el ramo de novia?

Dependiendo de la hora del enlace, recoge tu ramo de novia el día antes de tu boda o a primera hora del mismo. Cuídalo para que esté perfecto, de acuerdo con los consejos de tu florista y no te olvides de los prendidos para el novio y el padrino, además de los ramos que quieras regalar a los invitados.  

Relájate y relájate, te lo mereces

Y es que después de tanto trabajo y presión para que todo salga perfecto, toca un día de absoluto relax. Búscalo en tu agenda y aprovecha para desconectar y no pensar en nada. Un spa o un masaje en pareja serán dos buenas opciones. O una peli en buena compañía. O, por qué no, relájate escuchando las canciones para bodas que sonarán el gran día. Y un consejo de última hora: aprovecha al máximo cada segundo. ¡La cita más importante de tu vida está al caer!